04/02/2019

Distribuidores del Grupo Neoenergia realizan operaciones para deshabilitar las conexiones de energía clandestinas

    distribuidores de energía






Fachadas Distribuidoras 

Desde enero, los distribuidores del Grupo Neoenergia han llevado a cabo operaciones de barrido para combatir las conexiones clandestinas de energía en sus áreas de concesión, también conocidas como "gatos" o "monos". En las operaciones más recientes, los "gatos" fueron desactivados en establecimientos comerciales y hogares en Bahia y Rio Grande do Norte, estados atendidos por Coelba y Cosern, respectivamente. Los otros dos distribuidores del grupo, Celpe (PE) y Elektro (SP-MS), también participan en estas acciones, llamadas "Operación Barrido".   ​

Coelba realizó inspecciones entre el 14 y el 24 de enero, y desactivó más de 200 llamadas clandestinas de unidades de consumidores en el extremo sur de Bahía. Las irregularidades se encontraron en los lugares más variados, como bares, refrigeradores, restaurantes, pescaderías y granjas de los municipios de Viçosa, Mucuri, Teixeira de Freitas, Alcobaça, Prado y Caravelas. El desvío de energía estimado de Coelba fue de 2.1 GWh (Gigavatios-hora), suficiente energía para abastecer a aproximadamente 18.000 hogares durante un mes o equivalente al consumo mensual de todo el municipio de Caravelas, durante el mismo período.

En Cosern, las operaciones ya duran más de 15 días. El acuerdo llevado a cabo por el concesionario desinstaló más de 30 "gatos" fabricados ilegalmente, que abastecieron a unas 150 casas en la ciudad de Areia Branca, en la Costa Blanca del estado. Los técnicos de Cosern retiraron los cables irregulares utilizados para las conexiones clandestinas. El viernes pasado (1/2), Cosern regresó a la región de la Costa Blanca, esta vez en los municipios de Guamaré y Macao, con el apoyo de la Policía Militar, donde identificó otros puntos de conexión clandestinos. El distribuidor desactivó la energía de 467 hogares con iluminación irregular, en dos desarrollos de viviendas en el vecindario de Povoado Baixa do Meio, en Guamaré, y en el asentamiento de Nova Jerusalem, en Macau.

Poco después de la operación, los funcionarios de Cosern fueron a la estación de policía de Macau para denunciar sobre el incidente. Sólo en 2018, el distribuidor pudo recuperar, a través de la "Operación Barrido", casi 22,000 MWh de energía que estaban siendo robados por "gatos", suficiente energía para abastecer a 17 municipios de Seridó durante 30 días.

El cronograma de la "Operación Barrido" será intensificado por los cuatro distribuidores del Grupo Neoenergia. Comenzó con Coelba, seguido por Cosern y continuará con Celpe y Elektro. El propósito de la operación es reducir el robo de electricidad, sensibilizar a la población y supervisar los puntos de distribución de energía. Además de las conexiones ilegales que presentan un riesgo de accidentes graves para la población, otros consumidores pagan la energía robada a través de la transferencia de tarifas de energía.

Neoenergia señala que el robo de electricidad es un delito, sujeto a las sanciones del artículo 155 del Código Penal brasileño, cuya pena puede alcanzar hasta ocho años de prisión.





Quiero:

Información relacionada