29/10/2020

Neoenergia invierte en estrategia DSO, tendencia mundial en el sector de distribución

    innovación

El mundo está experimentando cada vez más transformaciones, como la digitalización y la necesidad de descarbonizar el uso de la energía. Las redes eléctricas son fundamentales para apoyar este avance y, con ello, las distribuidoras de energía adquirirán nuevas funciones. La generación y el almacenamiento distribuidos, los vehículos eléctricos, la medición inteligente y la automatización son elementos del sector eléctrico del futuro. En línea con la tendencia global, Neoenergia invierte en la transición entre ser Operador de Red de Distribución - DNO, y convertirse en Operador de Sistema de Distribución, denominado DSO. Este cambio acelerará la adopción de nuevas tecnologías y sus beneficios para los 14 millones de clientes de concesionarias del grupo - Coelba (BA), Celpe (PE), Cosern (RN) y Elektro (SP/MS).​​

El proyecto Energía del Futuro, que está siendo completado por Neoenergia en la región de Atibaia, en São Paulo, es un ejemplo brasileño de este nuevo modelo de distribución, en el que el uso de nuevas tecnologías y generación distribuida alteran el flujo de energía y requieren un gestión más avanzada. La compañía también desarrolla tecnologías de descarbonización, eficiencia energética y digitalización de redes en el archipiélago de Fernando de Noronha.

“En DSO, estamos hablando de flujos de energía multidireccionales y, para orquestarlos, la digitalización es una necesidad. Para ello invertimos en automatización, medición inteligente, sistemas en tiempo real, big data y analítica. Con estas tecnologías, creemos que las redes eléctricas pueden ser una plataforma integradora para las ciudades inteligentes del futuro, y los beneficios se extienden a toda la sociedad”, afirma el superintendente de Super Grids de Neoenergia, Heron Fontana.

GENERACIÓN DISTRIBUIDA

Si antes la energía era suministrada únicamente por el concesionario, ahora los consumidores pueden producirla, como es el caso, por ejemplo, de generación a través de paneles fotovoltaicos instalados en los hogares. Según la E Empresa de Pesquisa Energética (EPE), la fuente solar distribuida se expandió en 1,4 GW en 2019, un crecimiento superior al de todas las fuentes centralizadas, con la excepción de las centrales hidroeléctricas. Por tanto, el modelo DSO incluye un sistema de medición más sofisticado, que registra, además de la energía entregada, que genera el cliente, requiriendo tecnologías inteligentes de comunicación y control.

En el proyecto Energia do Futuro se instalaron 242 paneles solares en la región de Atibaia, a través del Programa de Eficiencia Energética, regulado por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel). A finales de año, Neoenergia también completará la instalación de 75.000 medidores inteligentes, equipo que permite la lectura bidireccional del flujo de energía. Este equipo también realiza la comunicación directa entre la unidad de consumo y la concesionaria, permitiendo detectar interrupciones y restablecer el suministro de forma automática, además de permitir a los clientes monitorear su consumo diario a través de los portales de servicio. Para asegurar la comunicación de estos datos de manera más eficiente y segura, la empresa implementó la primera red celular privada 4G entre empresas del sector eléctrico en América Latina.


“La digitalización brinda una nueva experiencia para los clientes, más eficiencia y calidad energética, reduce las pérdidas y contribuye a la descarbonización del uso de energía, que es un objetivo de Neoenergia en la lucha contra el cambio climático. En el futuro, compartir la infraestructura de comunicaciones y la información operativa también puede contribuir a la mejora de otros servicios públicos”, dice Fontana.

ENERGÍA LIMPIA

El modelo DSO también incluye la capacidad de administrar y medir los flujos de energía considerando la intermitencia de las fuentes eólica y solar, que están creciendo en el país. Según el Plan Decenal de EPE, en 2030, los dos deberían representar el 16% de la capacidad instalada en el país, actualmente el 11%. En línea con la planificación energética nacional, Neoenergia debería ampliar su portafolio en ambas fuentes en los próximos años, priorizando la generación de energía limpia y renovable para contribuir a la descarbonización de la economía. Para el 2022, la capacidad instalada de energía eólica del grupo en el país se triplicará, llegando a 1,6 GW.

La empresa invierte en proyectos para el desarrollo de nuevas tecnologías con un sesgo sostenible en Fernando de Noronha. La primera etapa de la iniciativa fue la instalación de dos plantas solares, capaces de cubrir el 10% de la demanda del archipiélago. Otras acciones son la sustitución de medidores por modelos inteligentes, la construcción de una estación de servicio y el uso de un vehículo eléctrico, además de la instalación de una planta de almacenamiento de energía para maximizar el aprovechamiento de la generación solar. Estas iniciativas se desarrollaron a través de los programas de Eficiencia Energética e Investigación y Desarrollo de Aneel.​​​​

Quiero:

Información relacionada