24/04/2020

El trabajo colaborativo permite la oficina en casa para más de 4 mil empleados de Neoenergia

    homeoffice

​​​​


Compromiso, proximidad y seguridad. Estos son algunos de los desafíos que a diario de Neoenergia supera en un momento en que el mundo se enfrenta a una pandemia. Como una forma de frenar el contagio acelerado del nuevo Coronavirus, el aislamiento social fue la acción más recomendada por las autoridades sanitarias y, para ello, la implementación del trabajo a distancia en tiempo ágil se convirtió en una de las prioridades de la empresa. En cuatro días, la empresa adaptó gran parte de su estructura para que más de 4.000 empleados pudieran trabajar desde sus hogares, sin ningún impacto en el servicio a 14 millones de clientes.

La planificación eficaz entre áreas de soporte empresarial, como TI, RR.HH., Comunicación, Compras, Seguridad, Operación, entre otras, fue extremadamente importante para este cambio en el formato de operación. El primer desafío fue proporcionar a los empleados la estructura y los recursos, así como apoyar las necesidades encontradas por cada uno. La ciberseguridad también se ha convertido en primordial para que los datos de la empresa y del equipo permanezcan bien cuidados y protegidos.

Gracias a un grupo de trabajo, TI ha puesto a disposición todos sus equipos para ayudar a los 4.631 empleados. Según Matheus Araujo, responsable de infraestructura, orquestando todo el proceso, como mapear la necesidad de nuevos cuadernos, guiar a los diversos empleados en cuestiones técnicas en un corto período de tiempo, fortalecer la seguridad del sistema y estar disponible a tiempo completo para ayudar en lo que era necesario, fue una tarea difícil. "Se necesitó que todos trabajaran juntos para que todo sucediera. Estamos actuando en el flujo normal de home office y teníamos la fuerza que necesitábamos para este cambio, superando todos los contratiempos posibles", dijo.​

 

Mucho del gran resultado obtenido se debió a las inversiones en tecnología realizadas por Neoenergia. La estructura y preparación del sistema utilizado y los recursos tecnológicos disponibles fueron fundamentales para que el proceso de home office se llevara a cabo de forma rápida y segura. Aliada a esto, la jefa del área de gobernanza, Natalia Colombini, refuerza que el impecable desempeño de los equipos era indispensable. "No hubo magia, había mucha dedicación, trabajo duro para los resultados a lograr", afirma.

Otro punto en la transformación experimentada por Neoenergia fue el aumento de la atención a los empleados. "Estamos viviendo un nuevo escenario, en el que todos están aprendiendo juntos. Nuestro trabajo va mucho más allá de sólo el equipo de habilitación. Somos, indudablemente, responsables por la voluntad de escuchar y entender la angustia de cada persona, dispuestos a ayudar de la mejor manera posible", cuenta Régia Barbosa, superintendente de desarrollo organizacional. La colaboración y el sentido de la colectividad fueron percibidos por todos en la empresa. "La nueva rutina nos proporcionó un nuevo acuerdo con el empleado, modificando el tipo de entrega. Este cambio nos ha demostrado que podemos ser productivos y objetivos incluso desde la distancia. Estoy seguro de que volveremos con una nueva concepción de trabajo y aprendizaje", concluye.​

LOS DESAFÍOS DE LA COMUNICACIÓN

Un ámbito clave en una crisis es la comunicación, es una parte clave en este período. En el ámbito interno, dirigido a los empleados, el mensaje transmitido se refiere a vivir un día a la vez, con el objetivo de mantener la constancia de las pequeñas actividades. Por lo tanto, amplió el uso de herramientas de comunicación, además de promover acciones periódicas de capacitación y desarrollo para todos los empleados y líderes. La propuesta es formar profesionales, estimulando aspectos como la creatividad, el liderazgo, el compromiso y la estimulación del sentido de pertenencia.

"El diálogo es lo que más buscamos estimular. Creamos un canal de Whatsapp, donde el empleado se registra voluntariamente y recibe información sobre Neoenergia, nuestras campañas de compromiso, noticias y muchos otros temas. Logramos estar cerca de los profesionales en sus hogares y de los que están en el campo en las actividades esenciales", explica Clayton Freire, gerente de comunicación interna y cultura.

 

Otra iniciativa que ha generado compromiso y elogios de los empleados es el foro creado para discusiones sobre la experiencia laboral remota. En la plataforma, llamada "Neo at home", se comparten temas de interés sobre home office, incluyendo consejos, desahogos y buenas prácticas entre los mismos protagonistas de esta historia. "Es un intercambio de colaboradores a colaboradores y que ha ido generando resultados muy positivos para los participantes", destaca. Iniciativas como reuniones periódicas promovidas con altos ejecutivos, con la presencia del CEO Mario Ruiz-Tagle, se adaptaron al formato online, para el intercambio de experiencias, discusiones relevantes sobre la empresa y presentación de resultados.

La comunicación externa, a su vez, ha intensificado la disponibilidad de canales digitales, mejorado la información de seguridad y eficiencia, así como consejos añadidos sobre cómo trabajar desde casa. El área se centró en productos, servicios y cómo guiar a los clientes en tiempos de aislamiento social. Todo ello sin dejar de lado la información relevante del trabajo de Neoenergia, como informes sobre fuertes lluvias que interfieren directamente con el servicio y las visitas de profesionales en el campo. "Nuestro trabajo no se ha visto afectado, sólo perfeccionado. Además, habilitamos la proximidad en nuestra comunicación, centrándonos en mantenernos disponibles y más cerca del cliente. Hemos reforzado la digitalización, un camino que ya estábamos siguiendo y ampliamos nuestros canales digitales", cuenta Marcus Barros Pinto, superintendente de comunicación externa.

El ejecutivo también cree que el sector sufrirá cambios importantes después de la crisis. "Veo expertos destacando que la recuperación de la economía tendrá iniciativas dentro del pilar de la lucha contra el cambio climático, priorizando acciones sostenibles. Esos son compromisos en los que ya trabajamos en Neoenergia y que vamos a intensificar en nuestras propuestas", refleja.​

EL LEGADO DE LA CRISIS

Los desafíos no se detienen ahí. Después de estabilizar la rutina de trabajo remoto, la empresa comenzó a planificar el retorno cuando ya no haya necesidad de aislamiento social, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias. "La idea es organizar de manera ordenada el retorno a las actividades y oficinas presenciales, priorizando la seguridad y necesidades de los empleados en el nuevo escenario que tendremos, sin afectar al funcionamiento de la empresa", informa Manuel Martínez, líder del comité de recursos.

 

Con una rutina de encuentros diarios entre varias áreas, Martínez señala que el principal reto al que se enfrentó fue normalizar una situación inusual. "El gran legado de esta crisis es el descubrimiento de que siempre es posible hacer algo diferente. Hay varias maneras, incluyendo formas más rápidas y prácticas de actuar, y esto se ha convertido en una gran lección".

Los aprendizajes son muchos y la certeza de la unidad también marcan la trayectoria de Neoenergia. Independientemente de los nuevos formatos de trabajo, la empresa fortaleció la sensación de colectividad entre las áreas, manteniendo los engranajes en pleno funcionamiento, incluso ante un escenario externo incierto. "Estamos viviendo momentos antes impensables y es precisamente en este período que hemos aprendido genuinamente a innovar", Manuel concluye.​


 

​Esta iniciativa forma parte de la respuesta del grupo Iberdrola frente al Coronav​irus​.​​










Quiero:

Información relacionada